El padrino de Bodas

Padrino de bodas

¿Cuales son las labores que un padrino de bodas tiene que realizar para garantizar la tranquilidad de los novios, y que la boda sea perfecta?
Se han escrito muchos guiones de películas sobre la figura del padrino (y no nos referimos al de la Mafia precisamente). Sólo hay que recordar aquella cinta de Spencer Tracy (y su “remake” protagonizado por Steve Martin y cuya fotografía ilustra el reportaje) en el que se contaban sus tribulaciones a la hora de casar a su única hija.Tal es el cúmulo de preparativos, pagos y problemas, que en una de las mejores escenas de la película Tracy le propone a su hija financiarle una fuga pensando que sería lo mejor y mis barato para todos. Pero en este caso, la realidad no supera la ficción.

Bien es cierto que una boda representa muchos gastos pero también es verdad que la tradición ya no obliga a que todos ellos corran por parte del padrino.

El banquete lo pagan entre las dos familias, la casa la montan con la lista de boda y los regalos de los invitados y el ajuar corre por parte de la novia.

Cierto es que el padrino de bodas suele regalarle el vestido (y demás complementos, que son unos cuantos) a su hija y se encarga de comprar los puros, pero la cosa ya es mįs comedida.

Además, el padrino de boda no debe conformarse con tirar de talonario y punto. Hay muchas cosas de las que debería ocuparse y que además le hará sentirse un poco protagonista del evento y le ayudará a superar la marcha de su querida “hijita” con un desconocido al que ha encontrado en la calle (aunque conozca al novio de toda la vida y le tenga un gran aprecio, pero una cosa es una cosa y otra es que se lleve a su nińa para siempre).

Padrino de bodas. Sus tareas.

– Ya desde la petición de mano podrás contribuir a los preparativos del enlace. Tu ayuda es inestimable a la hora de ayudar a tu hija a elegir el reloj de pedida, el vino para la cena, los licores para la sobremesa y tener preparada y a punto una cámara de fotos para inmortalizar el acontecimiento (si es que las lagrimitas te permiten mirar por el objetivo con claridad), sin entorpecer a los fotógrafos y videógrafos a hacer su reportajes de fotografía y video de bodas.– Tu ayuda como padrino de bodas también será de agradecer a la hora de elegir el lugar del banquete ya que por un simple tema de edad habrás asistido a un montón de bodas de parientes o hijos de tus amigos y podrás aconsejar a los novios sobre la conveniencia de elegir un menú determinado (porque sea más fácil de preparar o de mantener el calor por igual para todos los comensales), la barra libre, el vino o el cava que se servirá… .

– Además, en calidad de padrino de boda serás el encargado de elegir y comprar los puros para los invitados y el tabaco para las seńoras lo que eliminará esa tarea del abultado listen de los novios.

– Es de mucha utilidad si utilizas tu destreza con el ordenador para ayudar a confeccionar la lista de invitados y su colocación en las mesas porque sabes a la perfección quién no se lleva bien con quien y donde es conveniente sentar al director general de tu empresa para no enfrentarte a una catástrofe laboral.

Lo que no puede olvidar un Padrino de bodas

– El día de la boda (o el día anterior si la boda es de mañana) como padrino de bodas serás el encargado de recoger (previo pago, claro) el traje de la novia y el ramo y entregarlos sanos y salvos en las nerviosas manos de tu hija.– También serás el encargado de custodiar los anillos que se intercambiarán los novios y las arras si las hubiera para que no se queden olvidados en algún cajoncito de casa y haya que mandar a alguien a buscarlos que mirará en todos los cajones de la casa menos en ese tan escondido que elegiste para guardarlos.

– Serás el único afortunado (además del chófer, claro) que acompañe a la novia en el coche hasta el lugar de la ceremonia, por lo que sería aconsejable que tuvieras preparadas unas palabras para tranquilizarla, decirla lo guapísima que está y saber cómo colocarle el velo y la cola al bajarse del coche, una de las mejores labores que tienen los padrinos de bodas.

– A la entrada de la iglesia el padrino tendrá que encargarse de “frenar” a la novia. Eso quiere decir que todas las novias (no se sabe bien por qué razón) tienden a andar demasiado deprisa camino del altar, con lo cual deberás conseguir (de alguna manera disimulada pero firme) que camine despacio (tampoco tiene que tener tanta prisa en reunirse con su futuro marido, verdad?). Eso sí, sin pasarse, porque sabemos que tienes muchas ganas de detenerla y que se quede contigo para siempre pero no hace falta ser tan obvio.

– Durante el convite como padrino de bodas deberás controlar que la comida se sirva a la vez a todos los invitados, que todos puedan degustar a su discreción ese vino que tanto te ha costado elegir, que nadie se quede sin su puro y como no, deberás pasearte entre las mesas para saludar a todos los invitados y recibir sus parabienes.

– El tema del discurso lo dejamos a la elección personal de cada uno pero si se hace hay que controlar el tiempo; no podemos tener a los invitados dos horas escuchando las anécdotas de la infancia de la novia, verdad?

Tras estos consejos lo fundamental es que estés relajado, que disfrutes como padrino de bodas, que estés lo más tranquilo posible y que emplees toda tu experiencia en capear cualquier imprevisto que suceda sin que los novios tengan conocimiento de ello. ”Suerte y al toro!
Visita nuestra web de fotografia de bodas en Marbella o nuestro blog de fotografia de novias.
Contacta con tu fotógrafo de bodas – Handycraft Fotografía y Video

Deja un comentario

Llámanos